El baño turco

Escrito por wellness2014 18 febrero, 2014 0 Comentario 1001 vistas

baño-turco

El baño turco, también llamado hamman, al igual que la sauna finlandesa, utiliza el calor generado para producir beneficios en nuestro cuerpo, aunque en este caso se trata de calor húmedo, mediante vapor de agua, no seco.

Dado que la temperatura en el baño turco oscila entre los 25 y los 50ºC dependiendo de la altura, y que la humedad relativa del ambiente es del 99%, nos encontramos con una saturación de vapor de agua que impide el proceso de sudoración, por lo que sudamos menos que en una sauna finlandesa.

Dicha saturación puede resultar algo incómoda al principio, hasta que nos acostumbremos a respirar con tal concentración de vapor de agua.

En el baño turco, generamos calor al calentar agua que se evapora por todo el habitáculo, generando una especie de neblina. Esta neblina se posa sobre nuestro cuerpo pareciendo gotas de sudor, aunque realmente lo que está haciendo es dispersar el calor y refrigerar el cuerpo.

Cuando nos encontramos en un baño turco, respiramos en un ambiente de alta saturación de vapor de agua, lo cual favorece y estimula a nuestro sistema nervioso y el sistema respiratorio (de hecho, resulta muy recomendable ante resfriados, tos, sinusitis, etc).

Lógicamente, el vapor generado produce una dilatación de los poros con la consiguiente eliminación de impurezas y toxinas, así como una limpieza de nuestra piel, la cual queda más suave y agradable al tacto.

También resulta muy recomendable para la recuperación tras realización de esfuerzos físicos, y al igual que en la sauna finlandesa, se suelen intercalar baños o duchas de agua fría entre sesión y sesión.

Habitualmente, la sauna finlandesa resulta “más agresiva” o estresante para nuestro cuerpo, que el baño turco, lo que potencia el efecto relajante de este último.

Al igual que en la sauna finlandesa, hay ciertos aspectos a tener en cuenta antes de tomar una sesión de baño turco, y suelen ser coincidentes con los de la sauna:

  • Antes de comenzar, reduce tu temperatura con una ducha de agua fría o templada, así evitaremos posibles golpes de calor.
  • Si es la primera vez que la utilizamos, hacerlo con alguien con experiencia y de confianza a nuestro lado y nunca más de 10 minutos, podríamos sufrir de bajadas de la tensión arterial.
  • Intenta mantener todo el cuerpo a la misma altura (tumbado). Al levantarte, hazlo despacio y mantente sentado un rato, para facilitar que la circulación vuelva a su estado normal y no suframos de posibles mareos.
  • Intercala baños o duchas de agua fría entre sesión y sesión.
  • Hidrátate, durante y/o después de estar en la sauna.

¿Dónde Comprar?

logo-tienda-pepepool
PEPEPOOL

Tu tienda de piscinas online. Precio más barato garantizado – Llámenos al 965733056.

www.pepepool.com

logo-tienda-piscinas-poolaria

POOLARIA

Encuentra los mejores precios y ofertas en POOLARIA, la Tienda de Piscinas Online líder en España. Adherida a Confianza Online y distribuidor oficial AstralPool, Zodiac, Gre, Intex, Dolphin, CTX, Hayward…

http://www.poolaria.com

Escribe un comentario

Publicidad

Video Destacado

PoolUp Spa

ME GUSTA EN FACEBOOK